Seis pasos para un supersueño

Ninguno podemos vivir sin él. Lo necesitamos cada día, sin embargo, un 47% de las personas tienen dificultades en conciliarlo o dormir toda la noche, o simplemente no duerme lo suficiente  para una salud óptima.

Cada vez dormimos menos para hacer más cosas, no obstante las investigaciones señalan que debemos dormir al menos 7 u 8 horas.

Sin el sueño , el cuerpo muestra signos de estrés, disminuye el estado de ánimo y la concentración, bajan nuestras defensas, se reducen los niveles de nutrientes vitales como el magnesio o el cinc y la vitamina C.

La falta de sueño nos convierte en personas malhumoradas, irritables e incluso deprimidos a largo plazo y se ha demostrado que las personas con falta de sueño  tienen menos cantidad de Natural Killer, un tipo de células inmunológicas necesarias para luchar contra los invasores.

Estos seis pasos pueden ayudar a resolver el problema de falta de sueño:

  • Conocer los factores que lo provocan: Estrés, ruido, frío o calor, consumo de cafeína o alcohol, siesta excesiva, geopatías  etc. Aunque suele relacionarse con alguna etapa de ansiedad, también influye mucho lo que comemos.
  • Manejar los niveles de estrés: Si el estrés es la causa, aprender técnicas que ayuden a controlarlo.
  • Mantener uniformes los niveles de azúcar comiendo de manera regular durante el día e incluyendo algunos alimentos ricos en proteínas en cada comida, evitando los alimentos refinados, el café, los productos y bebidas azucarados y reduciendo el alcohol.
  • Equilibrar los minerales , tomando suplementos de magnesio. Los niveles de magnesio pueden ser muy bajos si se está muy estresado o se consume demasiado azúcar. Alimentos ricos en magnesio son las semilla, nueces, verduras, cereales integrales y marisco.
  • Mantener equilibrados los niveles de serotonina y melatonina, los neurotransmisores del sueño. A través de suplementos naturales puede llegar a abandonarse otros somníferos más perjudiciales.
  • Si es necesario tomar somníferos naturales como la valeriana  o kava kava, aunque deberían emplearse solo cuando se hayan agotado otras vías y, aún así de modo ocasional.

El sueño rejuvenece el cuerpo y la mente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *