Oftalmología: La mejor elección para corregir tus ojos

¿Dependes  de lentillas o gafas? Te damos la mejor solución: Lentes ICL

Convivir con los problemas que afectan a la visión no es sencillo. Los usuarios de lentillas y gafas se enfrentan cada día a verdaderos retos a la hora de realizar actividades cotidianas como hacer deporte, trabajar con ordenador, ir a la playa , depender de lágrimas artificial o no poder hacer planes improvisados como dormir fuera de casa si no lo has planificado de antemano.

Te presentamos una solución para superar estos obstáculos y volver a ser tu mismo.

oftalmologia-2

Las lentes ICL 

Que son y cómo funcionan

Las lentes ICL están elaboradas con Colámero un material tecnológicamente avanzado y exclusivo de STAAR Surgical. Gracias a su composición a base de colágeno, son totalmente compatibles con el ojo y proporcionan una visión en alta definición y sin molestias.

Las lentes van colocadas dentro del ojo, entre el iris y el cristalino. Una vez implantadas permanecen indefinidamente en el ojo, y si tus necesidades visuales cambian con el tiempo se pueden cambiar o retirar. Es reversible.

Corrigen las necesidades oculares más comunes

Si tienes miopía, hipermetropía o astigmatismo, puedes ser un candidato excelente para las lentes ICL . Tras un examen completo, tu oftalmólogo verificará que seas un candidato ideal y te detallará todos sus beneficios.

Consúltanos

oftalmologia-1

Un nuevo mundo lleno de ventajas

  • Visión en alta definición:

Descubre una visión mucho más clara y definida

  • Cirugía reversible:

En el caso de experimentar cambios significativos en la visión, las lentes ICL podrán ser retiradas y/o sustituidas, posibilitando futuras intervenciones quirúrgicas

  • No causa síndrome de ojo seco:

Al no alterar la superficie corneal, no produce sequedad ocular

  • Intervención en solo 15 minutos

Tras un cuarto de hora, los pacientes experimentan una mejor de la calidad visual, superior a la de las lentes de contacto en la mayoría de los casos.

  • Recuperación rápida e indolora:

Pudiendo volver a la vida normal el día siguiente

  • Invisible e indetectable:

Una vez implantada en el ojo, la lente no se ve ni se nota

  • Satisfacción en el 99% de los pacientes:

Resultado de un alto perfil de seguridad en comparación con otros procedimientos refractivos.

  • No altera el tejido ocular:

Es el procedimiento indicado en caso de córnea fina, ya que la intervención no altera ni daña el tejido corneal

  • Máximo rendimiento para una máxima satisfacción:

Responde a todas las exigencias, tanto de deportistas de élite como de cuerpos de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *